PROTECCIÓN RESPIRATORIA

NORMATIVIDAD:

El estándar de protección respiratoria 29 CFR 1910.134 es el encargado de regular todos los aspectos de protección respiratoria, para la mayoría de los sitios de trabajo en la industria. Por otra parte, NIOSH establece los lineamientos de la normativa 42 CFR 84 que define la selección de 3 tipos de nivel de filtración de partículas (N, R y P), basados en la presencia o ausencia de partículas.

CLASIFICACIÓN DE RIESGOS Y CONTAMINANTES PRESENTES EN EL AIRE:

La peligrosidad de los contaminantes depende de la concentración, tiempo de exposición y toxicidad

  1. Polvos: finas partículas presentes en el aire formadas cuando la materia solida se rompe por alguna acción mecánica.
  2. Neblinas: pequeñas partículas liquidas formadas por condensación o por resultados de procesos de pulverización.
  3. Humos metálicos: partículas finas presentes en el aire proveniente del metal que se condensan después de la vaporización a altas temperaturas.
  4. Gases: fluido que, por la casi nula fuerza de atracción entre sus moléculas, tiende a expandirse de manera indefinida y que se caracteriza por su pequeña densidad.
  5. Vapores: sustancias formadas por l evaporación de líquidos o solidos por medios de la acción de variables como temperatura y presión.
  6. Deficiencia de oxigeno: lugares o espacios que posean una atmosfera menor a 19% de oxígeno.

EFECTO DE LOS CONTAMINANTES EN LA SALUD:

Es importante aclarar, que las partículas menores a 10 micras no alcanzan a ser filtradas por las defensas naturales del aparato respiratorio, haciendo que estas penetren más profundamente, provocando enfermedades ocupacionales como neumoconiosis y fibrosis.

Adicionalmente, algunos contaminantes como el polvo, cadmio o mercurio conocidos como venenos sistémicos, pueden pasar de los pulmones a la sangre y alcanzar otros órganos como el cerebro, hígado y riñones, provocando enfermedades graves en el operario.

Muchas veces el daño que se está produciendo no es percibido de inmediato, sino después de meses o años; y en el momento en que aparecen los síntomas, el daño ya es irreversible. Por esta razón que es importante capacitar al usuario en el uso y cuidado del protector respiratorio, e importancia del uso.

PARA TENER EN CUENTA:

  1. La capacitación contribuye a lograr la aceptación del usuario y un alto tiempo de uso del elemento de protección.
  2. Revisa el ajuste del respirador a la cara de operario.
  3. Haz inspección, limpieza y mantenimiento periódico del protector respiratorio
  4. Establece un programa de protección respiratoria para monitorear que se esté utilizando la protección respiratoria adecuada para la labor.

 

Fuente: catalogos de 3M y Kimberly-Clark

AgroInsumos © 2017 Todos los derechos reservados. | Diseñado por CREAMOSLAWEB